jueves, 7 de diciembre de 2017

A un año de su muerte, el Coma-Andante sigue jodiendo más que nunca...


Ya ha pasado un año y otros nueve días de funerales religiosos y para el pueblo esclavo de Cuba—al menos así parece—El Coma-Andante no ha muerto, sigue más vivo...
Vive en cada cuadra donde hay un comité de defensa llenos de chivatos que siguen pasando hambre y continúan gritando «Esta es tu cuadra Fidel».
Vive en cada federada que habita en los edificios en ruinas de Centro Habana, de la Vibora, de Santo Suarez..., Y de toda Cuba en ruinas.
Vive en cada bache de las calles abandonadas del país.
Vive en una Asamblea Nacional que convoca a elecciones falsas y manipuladas donde pueden elegirse comunistas.
Vive en cada ESBEC y Escuelas Vocacionales, convertidas hoy en solares y vecindades, porque ese proyecto no funcionó.
Vive en cada central azucarero desaparecido porque ya la caña de azúcar no es el mono-producto que sacará a Cuba de la crisis.
Vive en cada fábrica con tecnología Rusa que hoy no funciona porque no tienen materia prima ni piezas de repuesto.
Vive en la libreta de abastecimiento que nunca ha abastecido al pueblo y que se expande por algunos países de América enseñándole al mundo que hasta la miseria hay que racionarla.
Vive en las gomas de carro abandonadas en los solares y llenas de larvas de mosquitos, vive en el Dengue, vive en la avitaminosis que sufre el pueblo por una carencia alimenticia generalizada.
Vive en cada hospital sin medicinas, sin sabanas, sin equipos de esterilización, sin gaza, sin aspirinas, sin médicos porque la gran mayoría está en Venezuela y Ecuador.
Vive en cada médico que no tienen con que salvar a un amigo. En cada médico que no tiene ganas de trabajar con tanta carencia de todo y sobre todo de higiene en los hospitales del pueblo.
Vive en cada farmacia sin antibióticos.
Vive en cada ómnibus Girón, en cada camello, en cada carro americano que circula como un Frankenstein con piezas de cualquier nacionalidad y que contaminan las calles de la isla.
Vive en las croquetas pega-cielos que come el pueblo. En las pizzas sin quesos, en las panaderías sin harina.
Vive en los hoteles a los que los cubanos no tienen acceso, y que son propiedad de empresas militares de la dictadura, donde juegan a ser capitalistas los generales que no pueden salirse del país porque cargan con muchos muertos en su espalda.
Vive en cada policía que golpea a un disidente, a una Dama de Blanco, a un artista que quiere exponer su arte no politizado.
Vive en cada joven de niña que entrega su cuerpo a un extranjero para mantener a su familia.
Vive en cada madre que llora la muerte del hijo que se lanzó a la mar y fue comido por un tiburón.
Vive en cada madre que llora la pérdida de un hijo en Angola, en Etiopía, en América latina.
Vive en cada ingeniero o licenciado que hoy es taxista, escultor, artesano, y «bisnero» porque no hay trabajo para su profesión y porque así gana en dólares.
Vive en cada fusilado que se alzó en su contra en el Escambray, en cada preso que recibió torturas y acoso del régimen, en los miles de muertos que han caído a lo largo de estos 59 años.
Vive en cada esclavo que visita la mole de piedra que contiene sus cenizas.

Y para colmo, vive en los miles de hipócritas que viven en el exilio y disfrutan las bondades del capitalismo pero que desde ahí todavía defienden a esa horrible revolución. 
PERO PARA NOSOTROS, EL EXILIO REAL, ESTÁ MÁS MUERTO QUE NUNCA.

4 comentarios:

  1. Parece que hay muchos intereses creados en la página actual, que se agarran a ella con todas sus fuerzas para impedir que los cubanos puedan reaccionar y pasar a una prometedora página en blanco.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mucho esclavo es lo que hay Chema... es increible pero el cubano se ha vuelto esclavo en estos 59 años...

      Eliminar
  2. Lo que no queremos ver es que "cubanos" es en plural y que no todos piensan igual, lo mismo allá que en el exilio , vivan en el lugar que vivan, pero sobre todo en ciudades donde la comunidad cubana es amplia, porque fuera de eso a Fidel Castro no se menciona, favor que nos haríamos si dejáramos de mencionarlo como si fuera un ser imprescindible, y no como lo que realmente fue, uno de los tantos demonios vivientes que pasan sobre la tierra, y que logró que los cubanos nos fuéramos desesperadamente de nuestra Patria, cuando el único que debió ir fue él.


    Clara Hernández.

    ResponderEliminar
  3. Parece un poco al General en el Laberinto, de Gabo. Son seres, personajes que se incrustan en el imaginario general de sus pueblos. Han fecundando las entrañas de muchos ciudadanos, y forman higueras que necesitarán tiempo en desaparecer

    Un personaje de la historia. Un abrazo

    ResponderEliminar

Si ya llegaste hasta aquí, comenta algo por favor. Tu opinión es muy importante para mí. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...