jueves, 25 de septiembre de 2014

Los columpios.


1

Recuerdo cuando apenas teníamos 11 años, mi hermano gemelo y yo solíamos sentarnos todos los días a la misma hora a columpiarnos bajo la sombra de aquel viejo árbol de castañas. Éramos tan idénticos físicamente pero muy distintos en gustos. Él, trataba de seguir los pasos de mi padre; un destacado investigador en el área de la física cuántica y a diferencia de mí, en sus lecturas, buscaba explicación de cosas que a un niño de nuestra edad no se le ocurriría jamás. Sus curiosidades iban más allá del tiempo y del espacio. Yo, por el contrario, me inclinaba por la literatura y para mi edad, algo muy fuera de lo común, era una autentica polilla de biblioteca.
Algún día seré un escritor famoso. Le decía a mi hermano.
Algún día visitaré una estrella. Me contestaba él para competir con mis sueños.
Una tarde, justamente el día de nuestro cumpleaños once, en la que las nubes cubrían todo el cielo con un manto gris casi negro, nos sentamos a columpiarnos y mientras le contaba a mi hermano sobre el último libro de Julio Verne que acababa de leer. Él me interrumpió pasado unos cinco minutos y me dijo:
Eldo, haré un viaje imaginario a la estrella Alfa Centauri, pensarás que estoy loco, pero tú más que nadie sabes que eso es lo que más anhelo en esta vida. Esta estrella está solo a 4 años luz de distancia. Ya tengo hecho todos mis cálculos y estoy seguro que algún día volveré. Solo quiero que sigas al pie de la letra mis indicaciones: La primera es que guardes este reloj y todo los días a esta misma hora, vengas aquí a columpiarte y anotes el tiempo que ha transcurrido. La segunda, es que no le digas nada a Papá. Quiero darle una sorpresa cuando le muestre ante sus ojos que el tiempo medido desde un sistema que viaja a velocidades cercanas a la de la luz, se dilata. Ahora… cierra los ojos y cuenta hasta diez...
Cerré mis ojos y empecé mentalmente a hacer un conteo regresivo. 10, 9, 8, 7… Cuando llegué al cero los abrí y su columpio se mecía por inercia, hasta que sus  oscilaciones decrecieron en el tiempo y se detuvo, pero mi hermano no estaba.
Odel, Odel, Odelgrité varias veces, pero jamás apareció.

2

Cuando cumplí 22 años con 4 meses, publiqué mi primera novela. Mi padre había muerto 2 años atrás. Nunca pudo superar el dolor por la desaparición de mi hermano. Yo tampoco, aunque mi dolor era aún más fuerte porque aun estando en su lecho de muerte traté de confesarle el secreto que guardaba de mi hermano… no me dio tiempo. El sonido continuo de aquel aparato al que lo tenían conectado, se me adelantó.
Me hubiera gustado autografiarle mi novela a cada uno de los seres que más quise. Pero no pudo ser.
Esa tarde, a la misma hora de siempre me dirigí al columpio. Hice la anotación del tiempo como todos los días. Me senté en el mío y empecé a mecerme. Cerré los ojos por un rato. Muchos recuerdos vinieron a mi mente. Un pequeño ruido me sacó del letargo. Abrí los ojos y quedé completamente petrificado.
Un joven como de unos 18 años se mecía lentamente en el columpio de mi hermano. Tenía un reloj en su mano. Me miró a los ojos y me dijo.

Han pasado 7 años según mi reloj. ¿Cuánto pasó en el tuyo?No respondí. Estaba viviendo exactamente el final de mi novela. Ahora yo era 4 años con 4 meses mayor que mi hermano gemelo. 

41 comentarios:

  1. Gracias una vez más por sus comentarios en el post anterior. Les dejo hoy algo muy relativo. Esos mundos paralelos a partir de dos hermanos gemelos. Eldo y Odel. Sus nombres se relacionan entre si por dos sucesos que ocurren paralelamente medidos desde dos sistemas físicos diferentes. Uno inercial y el otro no. ¿Será esta la paradoja de los gemelos?

    gracias
    Carlos

    ResponderEliminar
  2. Qué bien estimulas tu imaginación con tus conocimientos de física. Podrías ser cualquiera de los dos hermanos. ¿Con cuál te sientes más identificado?
    Un abrazo, Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja hoy me levante pensando en una triología que se llama Claus y Lucas... y me dije vamos Odel y Eldo... hagamos "entendible" la "inentendible" teoria especial de la relatividad.
      Sin dudas tengo algo de los dos... mi pasión por la escritura y por la física van de la mano.

      Abrazos Chema.
      Carlos

      Eliminar
  3. Carlos con otro hermano gemelo como el que narras en el texto, los Castro pegaban a huir al monte, pero esta vez no para emprender otra revolución, sino para que se los comiesen los jabalíes. Joder otro como tú, uno dándole caña a la física y otro a la escritura, seriáis como una bomba de relojería: da lo mismo quién ocupase un campo y quién otro. Como para columpiarse y fiarse de ti, o del otro. Entre los dos paráis el tiempo y la liáis parda.

    Abrazo Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Mi buen Rafa, los Castros necesitan otra cosa jajajaja

      Abrazos y gracias por estar. Espero que ya estes mucho mejor.
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  4. Interesantísimo, amigo. Muy bien contado y con un argumento que me atrapa. Gracias y adelante. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maestro, que gusto verlo por acá. Un placer tenerte como amigo.
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  5. Es curioso, ¿porque el que envejece es el que se queda y no el que viaja?, a lo mejor resulta que es al reves. Si viajamos a la velocidad de la luz ¿viviremos muchos más años? o por el contrario moririramos antes... ¿que es un año a la velocidad de la luz?. No se habia leido algo al respecto , no se donde, pero se me escapa ¿tiene que ver la rotacion de la tierra con nuestro envejecimiento? ¿y si vamos a un planeta con dias de 50 horas?...

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uyyy Temuji, muchas preguntas.

      Voy a ver si puedo contestarlas...

      Según la TER, las medidas de tiempo y espacio son relativas, y no absolutas, ya que dependen del estado de movimiento del observador. En ese contexto es en el que se plantea la paradoja.

      Cuando uno viaja a velocidades cercanas a la de la luz, el tiempo medido desde ese sistema ocurre más lentamente que si se midiera el tiempo respecto a un observador que está en la tierra. (reposo)

      Es el caso de estos dos gemelos. Por eso el hermano que salió "imaginariamente" le dejó un reloj identico al que se llevaba y le pidió que cada día a la misma hora midiera e l tiempo.

      Entonces bajo esta sencilla explicación, en lo que para el sistema que se mueve transcurrieron 7 años, para el que estaba en tierra transcurrieron 11 años y cuatro meses. O sea dicho en otras palabras para el que viaja el tiempo se dilató. Sus relojes se desincronizan porque para ambos sistemas (diferentes físicamente, uno acelerado y uno en reposo) las mediciones son diferentes.

      Que es un año Luz? bueno esta definición no es una medida de tiempo, sino de distancia. Un año luz es la distancia que recorre la luz en un año viajando a la velocidad de 300,000 kms/segundos. Equivale
      numéricamente a: aproximadamente a 9 460 730 472 580,8 kms.

      La rotación de la tierra es un medida de velocidad angular... cuyo periodo es equivalente aproximadamente a 24 horas, es evidente entonces que cada vuelta envejecemos un día. Pero que nuestro año tenga 365 días, solo significa que en este tiempo la tierra dio una vuelta completa alrededor del sol. Y es evidente que estas observaciones desde nuestro sistema tierra han hecho que el hombre mida el tiempo de un año equivalente a los días que te dije anteriormente.

      Si viviéramos en otro planeta, los días y los años tendrían otra interpretación, porque los días dependen de la rotación de dicho planeta alrededor de su eje y los años de la traslación de dicho planeta alrededor del sol.

      No sé si he sido muy técnico, pero sí he tratado de ser simple.

      Saludos Temujin.

      Eliminar
  6. Me dejas alucinado con tus saltos mentales.
    Es como asistir a un gran espectáculo de magia literaria.
    Bravo otra vez.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Toro. Muy gentil como siempre.
      Saludos

      CArlos

      Eliminar
  7. el espaciotiempo es un concepto que siempre motiva historias
    a veces en paralelo
    a veces disgregadas
    pero al final todo nos lleva a imaginar
    y creo que es eso... imaginar
    donde podemos hacer realidad todo
    y encontrar de algún modo respuesta a lo que nos preocupa
    somos multidimensionales argonautas de la vida

    besitos y buen fin de semana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Elisa. El hombre en su afán de explicar las cosas, representa a la naturaleza de diversas maneras. Por eso le llamaron a la materia , materia, pero podría llamarse PETRA y así pasa con todo. Le llamamos, tiempo, espacio, etc etc, porque fue el hombre quien lo defino, pero pudieran llamarse con otros nombres. Son representaciones de la realidad objetiva.

      Asi nos pasa a los que escribimos.

      Abrazos y buen fin
      CArlos

      Eliminar
  8. Me encanta estos juegos con la teoría de la relatividad y sus consecuencias espacio temporales, además en este texto lo has expuesto de una manera elegante, bella y sencilla. Sobre estos contrastes temporales producto de la velocidad de la luz, siempre me he preguntado si al acceder de nuevo a la dimensión terrestre desde el futuro no será la naturaleza lo suficientemente sabia como para hacer un arreglito. Vale, ahí arriba el tiempo se ralentiza pero al volver a la Tierra, en el proceso de vuelta, el tiempo podría acelerarse más de lo normal para compensar el contraste. Quizás al final ese hombre que vuelve de Alfa Centauro sea mucho más viejo que su gemelo en la Tierra.
    Saludos cordiales

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dr Krapp, un placer tu comentario. Aquí en lo que expones juega mucho la relatividad del movimiento. Digamos que para el observador que está la nave, quien se aleja a la velocidad de la luz es la tierra en sentido contrario. En eso estriba mucho la gran paradoja. Se han hecho los cálculos desde los dos sistemas tomando en cuenta estas suposiciones... en ambos hay una des-sincronización de los relojes y se pone más viejo el de la tierra jajajaja nada que es una versión muy buena de la maquina del tiempo... lo unico malo es que no se puede regresar al pasado.

      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
    2. Las condiciones del experimento requieren que el gemelo viajero se aleje de la Tierra y más tarde regrese, lo cual necesariamente implica tener en consideración aceleraciones positivas y negativas.

      Simplificadamente, supondremos que el experimento puede llevarse a cabo en 5 etapas:

      1. En el instante de tiempo t = 0 el gemelo viajero parte con "(pseudo)aceleración" (medida por el gemelo de la Tierra) a = F/m constante que lo aleja de ella. Se mueve aceleradamente entre los instantes medidos por el gemelo terrestre t = 0 y t = T1, llegando a la velocidad V.

      2. Cuando el gemelo viajero llega a una velocidad V apaga los motores de su nave, y sigue alejándose de la Tierra, ahora a velocidad constante. Durante esta etapa comprendida entre los instantes t = T1 y t = T1+T2 el gemelo viajero se aleja de la Tierra a velocidad V.

      3. Después de un tiempo viajando a velocidad uniforme el gemelo viajero pone en marcha los motores de su nave en sentido contrario y desacelera con la misma aceleración con la que aceleró, así transcurrido un tiempo de deceleración T1 (medido por el gemelo en la Tierra) la velocidad será nula, y transcurrido otro intervalo T1 la velocidad será -V (donde el signo negativo indica que la velocidad es en sentido contrario al que utilizó en su viaje de ida).

      4. Una vez alcanzada la velocidad -V que hace que el gemelo viajero se aproxime a la Tierra de regreso con velocidad uniforme, el gemelo viajero permanece viajando aproximándose a la Tierra durante un intervalo de tiempo T2.

      5. Finalmente, para poderse reencontrar con su gemelo en la Tierra, el gemelo viajero desacelera, hasta llegar a la Tierra en reposo, eso requiere una aceleración igual a las anteriores aplicada durante un intervalo de tiempo T1.

      Por construcción la duración del viaje medido por el gemelo situado en la Tierra, es la suma de los tiempos de cada etapa.

      Estos resultados vuelven a coincidir con los cálculos que se hicieron desde el sistema inercial del gemelo viajero. Como todas las cantidades vuelven a ser idénticas se cumple de nuevo que T1_{viaje} - T2_{viaje} > 0.

      Esto aclara finalmente que:

      Tanto según los cálculos y predicciones del sistema inercial del gemelo terrestre como los cálculos según el sistema no inercial del gemelo viajero, ambos concluirán que el gemelo terrestre es quien envejecerá más, ya que el tiempo medido durante el transcurso del viaje es mayor para él.

      La paradoja puede ser resuelta dentro de la propia teoría de la relatividad especial, aunque se requiere el uso de sistemas inerciales y tener precauciones especiales para asegurar la continuidad de la métrica.

      Eliminar
  9. Ambos hermanos gemelos, además de diferencias, convergen en algo: sueñan y tienen objetivos ambiciosos en la vida. Solo así se puede superar la mediocridad que nos caracteriza a la inmensa mayoría.

    Interesante y sorprendente relato, Carlos. Como siempre.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. sin duda alguna. Muchas gracias Luis Antonio.

      Un gran abrazo
      Carlos

      Eliminar
  10. Excelente, cómo admiro tu imaginación.
    A mi me ha gustado especialmente ese compartir dos maneras de ver la vida aparentemente diferentes pero que en el fondo los une a los dos de forma inexpugnable.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Utopía.
      Es un placer tener por acá una lectura como vos.

      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  11. Que buen relato Carlos, de verdad que me ha gustado especialmente. Creo que saber conjugar la fantasía con la realidad os invita a continuar imaginando, pensando, descubriendo... tal vez la relatividad se apodere del ser humano deteniendo el tiempo o adueñándose de él.
    Mis felicitaciones amigo, ¡¡¡un abrazo enorme!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me hiciste recordar de una vieja canción if i could save the time in a bottle de Jim Croce... meter el tiempo en una botella,

      gracias Raquel.
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  12. Fantástico relato para irse a dormir.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Malque...
      lo importante es no soñar que estas viajando a la velocidad de la luz.

      Saludos
      Carlos

      Eliminar
  13. Estás en tu salsa (o materia) cuando escribís sobre estos temas, con posteriores explicaciones científicas que no entiendo, pero lo importante es el impacto que producís en el lector con la historia, que está muy bien narrada.
    Felicitaciones, Carlos, y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirella. Muy gentil tus palabras.

      un gran abrazo
      CArlos

      Eliminar
    2. realmente es un placer vincular los temas de fisica con la literatura... buscar ese complemento entre lo real, la ficción (que pudiera no serla si se pudiera tener una tecnología adecuada)... en fin, como dices, disfruto estar en mi salsa.

      abrazos infinitos.
      carlos

      Eliminar
  14. ¡¡Muy bueno!!

    Carlos no entiendo del tema de viajes espaciales, pero la historia te salio redonda y es lo que me gusta.

    Aplausos.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria Rosa
      disfruto tanto cuando mis frecuentes lectores disfrutan de mis relatos.
      es un placer indescriptible.

      Muchas gracias y abrazos.
      Carlos

      Eliminar
  15. Tocayazo. Despegaste al espacio tiempo en éste sensible recorrido por el universo y la realidad.
    Me impresiona como uno de tus relatos mejor integrados .
    Aciertas con el detalle del hermano que no logra que su literatura la puedan apreciar sus más queridos. Así se dan las ausencias en los instantes estelares de los hombres.
    El viajero del tiempo fué un elemento sensacional.
    BRAVO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tocayo, cuando usted dice eso, hay que pensar que se está haciendo algo bueno.
      Te agradezco infinitamente tus comentarios. Muchos me han hecho crecer, créemelo.

      abrazos infinitos
      CArlos

      Eliminar
  16. Muy bueno, Carlos, como dicen por ahí, estas en tu salsa con este tipo de relatos.
    Me gustó, sí señor.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias HD. Ya corregí los detalles que me señalaste. Estoy muy contento por tomarte tu tiempo y leer estas cosas locas que se me ocurren.
      Gracias
      Un fuerte abrazo
      CD.

      Eliminar
  17. Fantástico Carlos! E impresionantes tus aportes científicos en los comentarios, muy de agradecer para alguien profano en la materia como yo.
    Me llamó mucho la atención la expresión "polilla de biblioteca", en España usamos al ratón jeje.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Magda bienvenida al blog y muchas gracias por tu gentil comentario. Me da gusto que te guste.
      Gracias una vez mas y despues con calma paso por tu blog.
      Saludos
      Carlos

      Eliminar
  18. buen fin de semana Carlos
    gracias por tu huella
    abrazos

    ResponderEliminar
  19. Me encantó el relato, Carlos, además te diré que los columpios solos balanceandose me producen desasosiego, imagino que será culpa de alguna imagen o muchas imágenes de películas. Pero a partir de leer tu excelente cuento esto ya no va a tener remedio. Menos mal que no suelo llevar reloj.

    Gracias por pasarte por "El Almacén"

    Un beso,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja si realmente esas imagenes de peliculas son de terror. Se quedan en la mente para siempre.
      Menos mal que no llevas reloj.
      Abrazos y bienvenida Tesa.
      Ojala y sigas regresando

      Carlos

      Eliminar

Si ya llegaste hasta aquí, comenta algo por favor. Tu opinión es muy importante para mí. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...