martes, 3 de junio de 2014

Es ella quien te mira


1

Hace mucho tiempo que tiene una historia que deambula por su mente. Según él, da para mucho más que un cuento. Pero siempre que se sienta a escribirla, se desvanece, se vuelve invisible a sus neuronas y no encuentra la primera frase, los adjetivos adecuados, el tiempo en que quiere contarla. Y lo peor es que por más que se esfuerza siempre escribe lo mismo como si una fuerza mayor le obligara a hacerlo. Y sabe que la historia está ahí. Se trata del encuentro con una mujer…, pero mientras está sentado frente al teclado no puede acordarse como va ni tan siquiera cómo es ella. Y lo más increíble es que en dos ocasiones, en que tratando de burlar lo no singular que le resulta, el sentirse poseído de un olvido temporal, ha grabado la historia en una vieja cinta de cassette, y cuando se dispone a copiar el dictado que su propia voz le hace, escribe siempre lo mismo. Para que se lleven una idea más clara, si la grabadora le dice: Nací en un barrio bajo al sur de una gran ciudad, y para desgracia, la pobreza en la que vivíamos impidió a mis padres atender a tiempo mi congénita debilidad visual, él escribe: Es ella quien te mira y soy yo quien ha venido a buscarte.
Y así llevaba algún tiempo. Sin encontrar palabras para explicar este fenómeno que solo pasa con esa historia que parece estar preconcebida para no ser leída ni escuchada por nadie. Una historia que solo está en su mente y que cuando está frente al teclado presto a escribirla, se le olvida porque la protagonista siempre le dice: Es ella quien te mira y soy yo quien ha venido a buscarte.

2

Una noche, en la que se acostó temprano, el grato recuerdo de aquella mirada lo llevó a dar un paseo por su pasado. Hacía cuatro años, su esposa había fallecido en un trágico accidente y ahora, por primera vez en tanto tiempo, podía verla de una manera tan nítida, que no podía afirmar si estaba soñando o era realidad.
Sin pronunciar palabras, ella se acostó a su lado y después de algunos minutos de una contemplación casi divina, le dijo:
― Estoy aquí y quiero me mires fijamente a los ojos. Obsérvalos bien, ve detenidamente cada uno de sus detalles, fíjalos en tu mente y hazme el amor por última vez. Quiero además que prometas que vas a rehacer tu vida. Ha pasado mucho tiempo y no es justo que sigas deteniéndote, por tu bien y por el de nuestro hijo. Te aseguro que siempre estaré mirándote y nada me dará más gusto que verte feliz. ¿Crees que puedas hacerlo? ‒ Le preguntó mientras deslizaba sus pies sobre la cama elevando sus rodillas al tiempo que abría lentamente sus piernas.
― Trataré ― respondió sonriente aunque por dentro toda su osamenta temblaba. Se inclinó y apoyando sus rodillas en la cama, fue a gatas hasta acercar el rostro a su entrepierna. Su cuerpo temblaba, pero su olor a hembra provocó el clic perfecto para que cerebro y sexo se interconectaran. Se miró hacia dentro implorándole a los dioses permitirle realizar un exitoso desempeño. El reto era ambicioso. Volver a estar con ella después de tantos años, y pensando además que estaba muerta, implicaba cruzar el umbral de su experiencia. Mojó sus labios de sus jugos, que poco a poco calmaron su incontenible sed por ella. El desafío empezó. Y extrañamente, la mágica ilusión de un deseo inaguantable, estaba haciéndose real…
Abrió sus ojos cuando sintió sus uñas aferradas a su espalda… pero ella no estaba a su lado. Ya amanecía. Y otro suceso inexplicable lo hizo presa de un inmenso desasosiego. A su lado un bulto de hojas impresas por delante y por detrás, esperaban su lectura. El pánico fue creciendo cuando en las primeras líneas de aquel texto misterioso pudo leer: Nací en un barrio bajo al sur de una gran ciudad, y para desgracia, la pobreza en la que vivíamos impidió a mis padres atender a tiempo mi congénita debilidad visual
Era su historia, esa que parecía imposible escribir.

3

Dos meses después, al final de la presentación de su novela y durante la firma de autógrafos, una chica se acercó con su libro.
‒ Podría dedicarme su novela.
Él levantó la vista y quedó paralizado cuando sus miradas se cruzaron.
‒ Esos ojos… ‒ dijo casi temblando.
‒ ¿Te parecen conocidos?
No hubo respuestas. Solo un flechazo a primera vista que le anunciaba que su prologada soledad estaba viviendo los últimos segundos a su lado. Él se puso de pie y fue hacía ella. Se abrazaron mientras escuchaba el susurro de su voz que le decía al oído…
Gracias a tu esposa, pude recuperar mi visión. Es ella quien te mira y soy yo quien ha venido a buscarte.




41 comentarios:

  1. Gracias a todos por los comentarios en el post anterior.
    Hoy les dejo un relato... que pareciera una ficción pero quien dice que no podría ser real.

    abrazos
    carlos

    ResponderEliminar
  2. Qué bueno, Carlos. Me ha encantado.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Chema. Tú siempre tan gentil. Te envio un gran abrazo.

      carlos

      Eliminar
  3. Un saludo desde Andalucía (España)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Igual Trini... me dejaste la boca hecha agua con tu ultimo plato ...

      saludos
      carlos

      Eliminar
  4. Que hermosa historia. Tiene misterio, amor, las claves de un buen cuento.

    Me gustó.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bueno que te gustó Mariarosa...
      Muchas gracias

      Carlos

      Eliminar
  5. Bueno... otra exhibición.
    Te vuelvo a requetefelicitar.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Amigo Toro.
      Como dice el Chema, uno aprende de los genios, y tú eres uno de ellos.

      Abrazos
      carlos

      Eliminar
  6. Ayyy, me ha puesto la carne de gallina, muy bonito el relato. Que sutil la escena de sexo con su mujer ya fallecida y que redonda la historia. Me ha encantado y me ha emocionado, Carlos.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias U-topia... qué bueno que te gustó y que te haya emocionado. Un placer tenerte por acá.

      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  7. Ojalá todos los misterios que nos persiguen y acechan tuviesen un desenlace tan feliz como el que nos has narrado... Muy sorprendente, por cierto.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Luis Antonio.

      Después de la perdida de su esposa, de no salirle la historia y de su extensa soledad, la vida tenía que recompensarlo...

      Saludos
      Carlos

      Eliminar
  8. Aunque se le esfumó; buen polvo le pegó.

    Muy bien Carlos: Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Rafa, y mira que bueno le hizo, se folla a su mujer muerta, se levanta medio sonámbulo, y escribe la historia que no podía ser escrita y además conoce la historia de la chava que no veía y a la que le pusieron las corneas de su esposa...

      Abrazos y a follar que da mucha inteligencia jajaja

      carlos

      Eliminar
  9. Un cuento que me atrapó desde el inicio, con ese solpo de misterio y buen arte inspirado. Cuántas veces me ha suceddido eso de endar a la caza de una historia que está ahí y es tan jíbara, tan huidiza. Gracias, amigo. Un abrzo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maestro... cuantas veces nos ha pasado a todos esto... tener una historia, y que no salga... te confieso que con esta me pasó... tenía en mente otra cosa y no me salía, hasta que se destaparon las Neuronas.

      Abrazos Paisano y Maestro Pastor.
      Carlos

      Eliminar
  10. It's a pity you don't have a donate button! I'd most certainly donate to this fantastic blog!
    I guess for now i'll settle for bookmarking and adding your RSS
    feed to my Google account. I look forward to fresh updates and will talk about this blog with
    my Facebook group. Chat soon!

    my website ... Jurassic Park Builder hacks

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad no me gusta mucho eso de las votaciones... hay una suscripción vía Email.
      Saludos y Gracias Anónimo.

      Eliminar
  11. Ohhhh me has dejado encandilada que bonitaaaa.
    Besitos

    ResponderEliminar
  12. Un final sorpresivo, inesperado.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Malque.
      qué bien que te gustó.

      abrazos
      carlos

      Eliminar
  13. Preciosa historia. Gracis por la grata lectura.
    Fuerte abrazo.

    Jeniffer Moore

    ResponderEliminar
  14. Una historia en la que se cruzan muchas cosas, la falta de inspiración, el miedo a la página en blando, el amor y el recuerdo, el poder de la mirada y la superación del pasado.
    Muy buen relato.

    ResponderEliminar
  15. La historia parecía atascada, pero finalmente se destapó en un desenlace imprevisto, de aquellos que te hacen decír ¡ooooohhhh, no me lo esperaba!
    Muy bueno, Carlos, disculpas por la demora en leer.
    Abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirella.
      No te preocupes, si pasas tarde o temprano, no hay problemas...

      abrazos
      carlos

      Eliminar

  16. Una historia pergeñada que al final nos llega a los lectores, un cuento escrito por dos autores, el protagonista y el escritor que es quien nos sorprende con un final impredecible. Un abrazo y voy a apuntarme en el cuadrito de las fotos.

    ResponderEliminar
  17. Te quedó hermoso este relato! Y, sí te quedó muy sorpendente el final.
    Muchos besitos de anís.

    ResponderEliminar
  18. Súper mi cuasi... muy sorprendente el final. Traes la pluma muy afilada.
    Besitos de anís.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pos, se hace lo que se puede jajajaja

      Abrazos
      carlos

      Eliminar

Si ya llegaste hasta aquí, comenta algo por favor. Tu opinión es muy importante para mí. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...