lunes, 7 de abril de 2014

El Monólogo de Bartolo.


Mi nombre es Bartolo soy muy inteligente... aunque muchos dicen que no soy normal. Así que como no soy muy bueno en eso de expresar mis sentimientos, mejor me siento, escribo y aquí les dejo esto… Hoy cumplo 5,110 días, o 122,640 horas, o 7,358,400 minutos o para hacer más exactos, 441 millones 504,000 segundos. O sea, 14 años. Y como les decía, todos dicen que no soy normal. Pero para mí es todo lo contrario. No creo que haya un adolescente de mi edad que pueda saber lo que yo sé y a lo largo de mi vida siempre me hecho la misma pregunta: ¿Será qué los que no son normales son ustedes los que dicen ser normales? Veamos… En este justo momento, acabo de llegar a la escuela y ninguno de mis amigos se ha acordado que hoy es mi cumpleaños y sin embargo yo sé el día que cada uno de mis 10 compañeros de clases cumple el suyo. Por ejemplo, Maite que es la mayor de todos nosotros, nació un 25 de abril del año 2000, a las 11 horas con 45 minutos y 57 segundos, demoró en llorar 30 segundos y su grupo sanguíneo es (O+) y que cuando el doctor la levantó en brazos para enseñársela a su madre soltó su primer chorro de orina. Y esto lo puedo decir de cada uno de ellos. Creo que si fueran normales, supieran que hoy hace 14 años que yo nací, pero dudo que así sea. Otro ejemplo es que dudo mucho que cualquiera de ellos durante el viaje de la casa a la escuela, hagan lo que yo hago. Hoy por ejemplo, durante el trayecto, el auto de mi madre recorrió 12 kms y medio y consumió 1.09090 litros de gasolina, nos cruzamos con 25 autos de los cuales 10 eran blanco, 3 negros, 5 azules, 2 grises oscuro, 2 rojos y los demás no los menciono porque eran amarillos. (No soporto ese color). En esos autos viajaban 75 personas de las cuales el 32.5 % eran mujeres, el 23% era niños (incluidos ambos sexos), el 18.3% eran adolescentes y el 35% restante, hombres. También sé que 8 de los 25 autos pasaron a exceso de velocidad porque el límite permisible en esa vía es de 60 km/h y que 2 de ellos iban contaminando en demasía el ambiente (cosa que no deberían permitir las autoridades de tránsito en una ciudad tan contaminada como la nuestra. Y lo peor, es que 4 de los autos llevaban placas con terminación 5 y que no circulan los lunes, o sea hoy (otro tache para la policía vial)… Como ven, mi mente trabaja desde que abro los ojos. Es en ese momento en el que empiezo mí día a día y cuento los cuadros, los adornos y checo que no solo estén todos, sino que estén en la posición y orientación que los dejo. Abro mi closet y cuentos mis camisas, mis pantalones, mis calzones, mis calcetines y pobre de Doña Celeste (mi nana), si ha cambiado algo de sitio. Es entonces cuando me dirijo a la ventana y doy los buenos días al sol que empieza asomarse. Ese sol que no sé si ustedes sepan que es una estrella del tipo espectral G2 que se encuentra en el centro del Sistema Solar y constituye la mayor fuente de radiación electromagnética de este sistema planetario y que la Tierra y otros cuerpos (incluidos otros planetas, asteroides, meteoroides, cometas y polvo) orbitan alrededor del Sol y que por sí solo, representa alrededor del 99,86% de la masa del Sistema Solar.
Luego, voy a lavarme los dientes con ese fabuloso cepillo eléctrico que elegí entre tantas opciones, pero que seguía al pie de la letra las instrucciones de mi dentista Ceferino. El mejor cepillo dental es el que se ajusta a su boca y te permite llegar fácilmente a todos los dientes. Yo uso el eléctrico porque he estudiado y calculado que es el más eficiente porque tengo más dientes que una cabeza de ajo y porque mis encías sangran mucho. Creo que cada día pierdo 2 mililitros de sangre aunque la recupero con mucha facilidad.
Después me visto. Siempre tengo un color preferido de camisa para cada día y así me es más fácil recordar que materias me tocan porque en cada una de ellas guardo el horario de clases que corresponde a ese día. Mis amigos ya saben que es viernes al verme de camisa roja y que además ese día salimos más temprano y que además no nos dejan tareas porque la maestra Canuta (así le decimos) es adventista del séptimo día y dice que los sábados deben ser sagrados porque “El bondadoso Creador”, después de los seis días de la Creación, descansó el séptimo día e instituyó el Sábado para todo el mundo como recordativo de la Creación. ― Deberían saber ― Así nos dice, que el cuarto mandamiento de la inmutable Ley de Dios requiere la observancia de este séptimo día sábado como día de descanso, es por eso que el sábado es un día de agradable comunión con el Señor y de unos con otros. Es por eso que yo no entiendo nada, porque los sábados yo me lo paso jugando en el XBOX y Dios nunca ha venido a hacer ninguna comunión  conmigo. ¿Será porque todos dicen que no soy normal? No se me hace justo Dios. Yo aún te sigo esperando a ver qué chingado día te apareces.
Una vez vestido, bajo las escaleras contando cada uno de los 20 escalones que tiene. Si me equivocara (cosa que no es normal) subo y empiezo a bajar de nuevo. Puedo decirles que cada escalón tiene 4 medias losas lo que hacen un subtotal de 80, que a su vez dan un gran total de 40 losas completas. Específicamente el día de hoy me crucé con dos hormigas y como sé que esta especie no pica, me dije como otros días: “Amor y paz” (Aunque no sepa que es el amor...) Si no pican y no causan otras molestias, puede ser útil dejarlas ahí. Ellas harán una limpieza profunda de la casa que ni la mejor trabajadora doméstica (Doña Celeste mi nana) podría hacer. Cuando terminan su trabajo, no quedará ni la basurita más pequeña.
Al llegar a la cocina mi madre ya me espera con mi lunch preparado. Abro la lonchera y cuento que haya 16 uvas y que ninguna esté manchada y que todas estén unidas en ramillete, y además reviso que a mi emparedado de jamón y queso no le hayan embarrado mayonesa. Odio la mayonesa, porque engorda y porque yo soy un tipo sano y porque desde chico mi madre me metió la mentira más infantil que yo haya escuchado en mi vida: Bartolo, el que come mayonesa con el tiempo se vuelve mentiroso. Tal vez por eso será que yo no digo mentiras o que mi mamá comió mucha mayonesa cuando era chica.
Subo al auto, me pongo mi cinturón de seguridad, anoto el kilometraje que marca, cuanta gasolina hay y mi madre no arranca hasta que mi padre no haya checado la presión de aire de cada llanta. Una vez listo todo, nos ponemos en marcha con la restricción de que no se puede poner el radio para no entorpecer mis cálculos mentales.
Y como ya deben estar un poco agotados con mi extenso monologo, mejor me despido, no sin antes recordarles que mi nombre es Bartolo y soy un adolescente de 14 años o lo que es lo mismo 5,110 días, o 122,640 horas, o 7,358,400 minutos o para hacer más exactos, 441 millones 504,000 segundos (no olviden de sumar los 20 minutos que me he demorado en explicarle todo esto) y que lo único que me hace diferente a los demás es que tengo síndrome de Asperger.



PD: de seguro que como no son tan cuidadosos como yo, no se dieron cuenta mientras leían que cuando daba el porcentaje de personas que iban en los autos, que el porcentaje correcto de hombres era el 26.2% y no 35%. ¡¡¡Ay, y después dicen que yo no soy normal!!!

59 comentarios:

  1. Hace unos días, el 2 de abril se conmemoró el día mundial del autismo. Leí que Aurora en el blog "Auroratris" les dedicó algo. Es por eso que quiero también dar mi granito de arena.
    Gracias a todos por sus comentarios en el post anterior y muy en especial al Toro Salvaje que me me hizo un comentario que valdría la pena que lo leyera algún editor. jajajajajaja Un abrazo Toro.
    gracias a todos.
    Carlos

    ResponderEliminar
  2. Pues hoy reitero con toda mi admiración mi anterior comentario.
    Es una delicia y un privilegio leerte.
    No dejes de escribir jamás.
    Tienes un don.

    Mi aplauso otra vez.

    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Toro qué puedo decirte amigo.
      Seguiremos escribiendo desde las tripas.
      Muchas gracias una vez más

      Abrazos
      carlos

      Eliminar
  3. Me volviste loca Bartolo!!
    Ahora te digo sobre el asunto de las hormigas, que eso de que limpian, es un error tuyo. Ya que dejan montañitas de tierra en los rincones.

    Carlos muy buena entrada.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja hay que preguntarle a Bartolo, pues estas que el dice lo limpian todo jajajaja
      conozco a esas hormigas que dices, en el jardín tengo muchas y no solo dejan montañitas y además se comen mis plantas... jajajaja

      Abrazos Maria Rosa.
      carlos

      Eliminar
  4. Benjamin Disraeli, dijo que hay personas silenciosas que son mucho más interesantes que los mejore oradores...
    Sin duda deberíamos dejarnos seducir más y mejor por quienes abarcan tanto de manera tan concentrada, seguro que aprendíamos mucho callando y observándolos, además de dándoles el apoyo y cariño que necesitan, o tal vez no...quien sabe.
    Muy bueno, como siempre, incluida la anterior.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Marinel... esas personas silenciosas a veces nos dejan con la boca abierta. Acabo de ver una obra de teatro sobre la historia de un niño con estas caracteristicas y ha sido maravillosa.
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  5. Quiero saber más de Bartolo!
    Se puede saber más de Bartolo? Ya nos dijo tanto...
    Me hizo reír, sabes, porque mientras iba leyendo pensaba en la gente con TOC, que lo se...no hay que reirse pero lo provoca. Con lo del síndrome, me mató. Un baño de realidad, cuánta gente trata de enfermos, retardados, tontos a estos chicos.
    Impresionante Carlos.
    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja más...?????????????? uy, si dejas hablar a Bartolo llena 10 paginas y todavía no termina jajajaja
      saludos
      carlos
      Y muchas gracias... si salió el comentario no te preocupes.

      Eliminar
  6. Había escrito un comentario y se me borró...
    Y por más que lo recree no será igual...
    El final decía: Impresionante Carlos.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  7. Yo debo tener eso tuyo, Bartolo, porque sí me había quedado preocupado con que no cuadraban los porcentajes. Que quede entre tú y yo. No se lo digas a Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaj buen observador Chema...
      No se lo diré a Carlos, no te proecupes
      Abrazos
      Bartolo.

      Eliminar
  8. ¡Qué agobio me ha entrado leyéndo o más bien escuchándote! Porque Bartolo, yo tengo la impresión de que me has estado hablando todo el rato y claro como eres tan listo y sabes tanto y tienes una supermemoria pues yo me he sentido cada vez más pequeña. Por eso será que los otros te dicen que no eres normal, claro que no lo eres, tú eres Einstein, que normal, normal, de los del montón, pues no era. ¡Ah! y felicidades en este día de tu cumple. A ver si te cuelas otro día por aquí y nos sigues contando historias de las tuyas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja no lo dudes, te juro que ya lo había pensado, pero eso me lleva a estudiar un poquito más... esperemos a ver si reaparece Bartolo, claro que ya no será con un monologo.
      saludos
      carlos

      Eliminar
  9. Yo no me había fijado en ese detalle, de hecho los pasé todos por alto, iba derecha a las letras, me he "bebido" casi literalmente todo el post. Me ha gustado especialmente.

    Hace tres años terminé mi libro sobre el Asperger, cuento la historia de una chica con ese síndrome que a pesar de la enfermedad aprendió a querer y enseñó a que la quisieran.. El tiempo que estuve investigando e informándome sobre la enfermedad fue enriquecedor y también aprendí a quererles.

    Me ha encantado la entrada, Carlos.

    Besos apretaos, pareja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yeste que interesante lo que cuentas... sería un placer leerlo.
      Ya me dirás como comprarlo.
      Muchas gracias yeste.
      Abrazos
      carlos

      Eliminar
  10. Yo tengo uno en casa que va por el mismo camino. Pero aun le quedan 7 años 4meses 13 días 11 horas y 25 minutos para tener la edad que Bartolo tenia cuando escribió el monólogo.
    Me ha encantado.
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Jatz... me has dado un caldo de la misma sopa jajaja.

      Abrazos amigo.
      Carlos

      Eliminar
  11. Hola, Carlos:

    Intenté llevar la cuenta de las palabras que iba leyendo, pero perdí la cuenta en el segundo párrafo, habrá que dejarle esa tarea a Bartolo que es un superdotado a pesar del tal Asperger.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Rafa son 1354 palabras que Bartolo escribió. Creo que fue lo primero que hizo al terminar el escrito jajajajaja
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  12. Pienso como Toro, y además estoy encantado de estar loco :)
    Salud

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Genin.
      Un placer escucharte.
      saludos
      carlos

      Eliminar
  13. Gracias Carlos por la mención. Conforme iba leyendo me recordaba al comportamiento de una persona con trastorno del espectro autista o más bien de un aspeger, aunque sabemos que Raiman sólo existe en la película, pero sí conocemos su manía por el orden y la estructuración, eso les hace un mundo más sencillo. De todas formas nuestro mundo es caótico para ellos.
    Abrazos, y te felicito por la entrada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Raiman es una buena historia, aunque no deja de tener el toque mercantil de un hollywood que apuesta más por las dichosas nominaciones. Te recomiendo mucho la de Mi nombre es kam aunque es una historia de ficción pero basada más en el sindrome. Creo además que Raiman solo era autista y el Asperger es un autista pero con más coeficiente de inteligencia.
      Gracias Aurora.
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  14. Uffff, qué decir, me ha encantado.
    Qué fácil es tildar de "anormal" a todo lo que es diferente, cuando en muchos casos salta a la vista que la normalidad no nos hace mejores.Besicos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así mismo es Boticaria... a veces creemos que somos muy normales y el que menos se espera, recibimos una lección que nos deja locos.

      abrazos
      Carlos

      Eliminar
  15. Me ha encantado leer el monólogo de Bartolo... y es que además este fin de semana vi por la televisión un documental que trataba casos como el que se describe en tu relato. Y relativamente cerca conozco una persona que tiene esa normalidad (sí, prefiero decir "esa normalidad", no "ese trastorno") (los trastornados son quienes no entiende las otras normalidades y las desprecian y las hacen sufrir).

    227 abrazos, 89 saludos y 49.012 sonrisas para Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Ximo muchas gracias por los 227 abrazos, los 89 saludos y las 49,012 sonrisas. Bartolo de seguro las procesará.

      Abrazos idems para ti.
      Carlos

      Eliminar
    2. Carlos, he incluido en un post que acabo de publicar en mi planeta las primeras frases de tu relato, con enlace a tu blog para que quien quiera pueda leerlo entero, espero que no te moleste, pero si es así dímelo y cambio o añado lo que me digas.

      97 enhorabuenas por tu relato.

      Y 512,3 saludos :)

      Eliminar
    3. COMO CREES QUE ME VA A MOLESTAR AMIGO...DE HECHO YA LO HE COMENTADO

      ABRAZOS Y GRACIAS POR ESTA REFERENCIA.

      CARLOS

      Eliminar
  16. Un relato magnífico, Carlos. Te hace entrar dentro de una cabeza que funciona de una manera "diferente". Tras leer el relato, he ido a informarme sobre el síndrorme de Asperger y ya sé que es una manifestación más del autismo. Con esos datos, aún valoro más estas letras tuyas.
    Eres muy bueno, amigo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Isabel. Me ha gustado el hecho que te haya motivado a buscar.
      reitero mi agradecimiento y mi satisfacción.
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  17. Iba a bromear, pero después de tu primer comentario me callo, sólo diré entonces que Bartolo me ha parecido un niño muy tierno, además de inteligente, yo no sería capaz ni de contrastar si los datos que nos da son correctos, veo números y me pierdo irremediablemente.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajaja Así nos suele pasar en cuestión de números.
      Qué bueno que te haya gustado.
      Abrazos
      carlos

      Eliminar
  18. Menudo trabajo de investigación, y me parece un homenaje precioso. La verdad es que debe ser difícil lidiar con una persona que lo tiene todo tal calculado, pero desde luego a pesar de eso tiene un montón de cosas buenas, al fin y al cabo también es difícil lidiar con alguien que es un completo despistado. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es muy difícil. Y lo peor es que los padres se pasan toda la vida culpándose uno a los otros, por haber tenido un hijo así. Muy pocos saben manejar la situación y aprenden a lidiar con sus hijos.
      Abrazos
      carlos

      Eliminar
  19. Yo en cuanto a esos de los porcentajes ni flores, ya que soy para las matemáticas más torpe que un cerrojo. Y Bartolo que decir de Bartolo, cuantos y cuantos quisieran tener la mitad de sabiduría y conocimientos que posee él. Las personas que padecen algún tipo de trastorno, por llamarlo de alguna manera, son muy inteligentes en muchas pero en muchas cosas, porque lo que aprenden lo guardan con recelo, y además son muy meticulosas.

    Abrazo Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajajajaja pues yo agarro la calculadora sin tapujos. el calculo mental no es lo mio tampoco. Pero como dices, estos niños tienen algo magico.
      Abrazos Rafa

      Carlos

      Eliminar
  20. Pues yo no me fijé en los porcentajes, pero hice un regla de tres co el consumo a ver si cuadraba y vaya, consume un poquito pero cuadrar cuadra :)

    Interesante el Bartolo este, para tenerlo lejos, me lo imagino en pleno acto el día de mañana con la novia, contando empujones y tal...

    Grande querido, abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja es un auto cuyo rendimiento es de 9 km por litros. Muy observador Dess.
      Te imaginas... para llegar al orgasmo necesito moverme una cantidad de veces equivalente a la raiz cubica de 234 jajajaja

      Abrazos amigo
      Carlos

      Eliminar
  21. Excelente, amigo. Se involucra uno en ese compulsivismo donde la numerología campea. Muy bueno lo que cuentas, siempre. Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Maestro de maestros... si usted lo dice, yo solo escucho.
      Un abrazo paisano.

      Eliminar
  22. Tuve un novio aprendiz de Bartolo. Era mayor entonces de lo que Bartolo es ahora, pero era aprendiz. Llevaba una agenda y lo anotaba todo, perseguía el control metódico y exhaustivo de cada momento de su vida. Anotaba el color de los amaneceres, la duración de los besos, si había cerrado los ojos y por cuánto tiempo, para comprobar si los había abierto yo tenía que abrir lo suyos o confiar en mí... y ya sabía que soy una mentirosa...Era horrible asi que lo dejé. Le dije que no aguantaba que me controlase la vida... Egocentrismo puro, jaja, porque mi vida le importaba menos que nada, era la suya la única que quería controlar. Me encantó el relato. Y me dio un poco de frío también. Mi ex novio habría contado los escalofríos y las pulsaciones de corazón... yo no :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debe haber sido muy complicado... Pero no puedes negar que tambien debe haber sido divertido jajajajaja

      saludos
      Carlos

      Eliminar
    2. Bienvenida Adra... el nombre de tu blog tiene que ver algo con Cuba... lo vi cuando lo recomendó XIMO:
      saludos
      Carlos

      Eliminar
  23. Que cuento más enrevesadamente divertido, cuando parece que siguiendo el monologo de “Bartolo”, te vas a enredar entre cifras y datos, aparece las chispa hilarante y surge la sonrisa, que no desaparece hasta el final de esta magnífica narración.
    Es un placer leerte.
    PD. Gracias por tu visita y comentario en mi blog.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias José... un placer tenerte por acá después de haber leído todas las recomendaciones que nos diste hoy... a Bartolo eso le sería muy facil, dos litros de agua, u te verde, uno rojo, que las uvas antioxidantes jajajajajaja...

      Bienvenido y ojalá te quedes por acá.
      Carlos

      Eliminar
  24. Eh! Es increíble este relato. Lo leí 3 veces, en 15 minutos, 35 segundos 14 déci...No sé si fue lento, o si rápido, considerando que el promedio, si cada 20 mil personas que leen... considerando que en Latinoamerica de cada 10 personas, si multiplicados, son...
    Me dejaste perpleja.
    Mi admiración y un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja no cabe dudas que te fuiste al INEGI JAJAJAJAJ
      gracias Sara. Muy gentil.
      abrazos
      carlos

      Eliminar
  25. Hola Bartolo, yo no sé de porcentajes pero sabía cómo eras desde la segunda línea y tienes razón ¡luego dicen que los normales son ellos! Menudos pardillos.
    Ahhh Dile a Carlos que me ha encantado y emocionado el post.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo diré Dolega, Seguro, pero antes tengo recopilar 50 mensajes y ya se los doy todos juntos. A carlos le gusta el 50, debe ser... mejor no... ok 20 saludos,
      BArtolo

      Eliminar
  26. Me ha encantado conocer a Bartolo!!! Nosotros tenemos poco de normales, aunque he de reconocer que con los porcentajes sí me di cuenta de que no cuadraban pero es deformación profesional... Un besote!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Alter... debo confesar que este monologo me ha llenado de muchas satisfacciones.
      Abrazos
      carlos

      Eliminar
  27. Si te orienta...las mates me fueron impuestas de tal forma que odio todo lo relacionado con numeración, contajes y estadísticas, pero me atrapó esa obsesión numeral con voz de niño.
    Es normal, que esté tranquilo tu Bartolo.

    Un cordial saludo.

    ResponderEliminar
  28. Yo nadaver tanto numero me pongo bizca aun así termine de leer. No quisiera saber como tiene la cabeza Bartolo con tanto numero, ¡Ay!

    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja suele pasar Bienquerida
      tú tranquila

      abrazos
      carlos

      Eliminar
  29. Gran personaje este Bartolo aunque con tantos porcentajes se pierde.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar

Si ya llegaste hasta aquí, comenta algo por favor. Tu opinión es muy importante para mí. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...