viernes, 25 de octubre de 2013

Monólogo a los sufridos.


En estos días he recibido con mucho beneplácito la noticia de que en el congreso de México se ha dado cuenta que hacían falta leyes para proteger a la mujer. ¡Qué bueno! Me da gusto ese comercial que dice: “Ya esta mujer no será golpeada de nuevo, ni con el pétalo de una rosa”. Se los juro, me da gusto. Ya era hora de que el pinche machismo reinante en nuestra tierra dejara de pisotear la imagen sagrada de nuestras queridas mujeres. Y lo digo con propiedad. Coño… pinche machismo de mierda. Generaciones tras generaciones hemos heredado ese mal y lo triste es que lo hemos seguido legando a nuestros hijos. Aplaudo, grito, me revuelco en mi alegría y como a esa jovencita del comercial, ya ninguna más será maltratada. Pero… señores diputados… como siempre las leyes se le quedan a medias. Sí, cuando será el pinche puto día en que piensen en todo a la hora de hacer las leyes… Sí, así se los digo. Ya estoy cansado que jueguen con nuestros impuestos que sostienen sus hermosos días de legislatura. Coño, grito, me revuelco en mi tristeza, en mi impotencia, en mi coraje… Sí, porque quien carajo va a poner en cintura a todas las mujeres que maltratan a sus esposos que no hablan por miedo a ser juzgados por su propio sexo machista. Coño…, conozco mujeres que deberían estar presas o en manicomio por locas, violentas y esquizofrénicas, y ahí siguen… contentas y chingadole la vida a los demás.


lunes, 21 de octubre de 2013

Así fue.



Así fue. 

Anoche me hiciste soñar despierto.
Dos palabras bastaron
y la espesa noche dejó de ser oscura.

Un monosílabo borró días de incertidumbre.
No hizo falta inventar sueños ni personajes de ficción.
No hizo falta exteriorizar la historia
para conseguir adeptos...
y me hiciste reafirmar la idea
de que El universo reacomoda los eventos
y coloca cada cosa en su lugar.

La noche dejó de ser inquisidora
imponiendo insomnios de tormentos.

Anoche bastó el roce de una mano
para que se abriera un telón de confesiones.
Confesiones sin palabras,
 sin promesas, 
sin condiciones.
No hizo falta alabanzas ni pedestales de hielo.

Sólo hizo falta lo que usamos,
lo que vivimos, lo que traspiramos.
Sólo nuestros cuerpos

Anoche, volví a nacer. Así fue.

martes, 15 de octubre de 2013

¿Aceptas?

Hoy quiero invitarte a un paseo
y te aseguro que será tan simple
que no tendrás porque asustarte.

Cuentan de un lugar que sin ser lujoso
las cosas parecen diferentes
dicen que ahí el hielo quema
y que el calor relaja,
dicen que la pasión no falta
y los besos sobran,
que las caricias se multiplican
y la ropa no hace falta.


Hoy quiero invitarte a mi cama.

martes, 8 de octubre de 2013

Canciones en mi oído.


No sé si te preguntas por qué ya escribo tan poco. Y no dudo que antes de que acabe este antepenúltimo mes del año, buscarás una noche, y después de servir las dos copas de vino, me reclames en un tierno susurro…
―¿Se habrá marchado la musa que entonaba canciones en tu oído? 
De seguro, por unos segundos quedaré sin respuesta mientras me observas fijamente a los ojos. De seguro, también  soltaré una sonrisa nerviosa y empezaran a sudarme las manos y me llevaré el vino a los labios, beberé un leve trago y prenderé un cigarrillo.  De seguro no escucharás una entre tantas justificaciones que uno suele decir para salir del paso y seguiremos viendo el partido que esté en turno de la serie mundial de grandes ligas como si nada hubiera pasado y sin tener que preocuparte por una respuesta contundente. Es más, te adelanto que no tendré respuestas…
…Sólo te miraré y como en cada mirada de esas noches de vino, encontrarás los poemas que en mí tú has inspirado. Cerrarás los ojos al roce de mis labios y beberás de mi boca hasta el último sorbo del Merlot elegido.
Quedarás muy nerviosa y algo sorprendida cuando sientas la nota que en tus manos reposa. Leerás en silencio y de seguro, soltarás un suspiro y te lanzarás a abrazarme gritándome al oído: Yo también te sigo amando como el primer día…
 Y algo aturdido y excitado te susurraré al oído… ¡mi musa todavía sigue entonando canciones en mi oído!
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...