martes, 19 de noviembre de 2013

En busca de un sueño.

El hambre parece ser un concepto incomprensible. El hambre castiga sin clemencia y se expande y se expande, evaporando cada suspiro del presente. El hambre no entiende de edades, ni verdades, ni de tiranos, ni de democracias inmaculadas, ni de movimientos sociales improvisados, ni de izquierdas, ni de derechas, ni de medías ideologías. El hambre simplemente arrasa sin palabras. Desilusiona ilusiones, descompone lo compuesto, destruye lo indestructible y ahoga los sueños de quienes se empeñan en no soñar que existe…
Así pensaba mientras caminaba solo, un poco alejado del grupo que conoció al llegar a México. Eran más de veinte jóvenes que no pasaban de los 25 años. Varias nacionalidades, diferentes formas de pensamiento, credo, y cultura, pero con el mismo objetivo: Llegar al sueño americano y dejar atrás la pobreza, construir una nueva vida, ayudar a sus familias. Un sueño al que el hambre no alcanzaría jamás. Un sueño lleno de ilusiones, de planes, de lujos a su alcance, de paz interna, de imágenes a colores, de prosperidad y armonía.
Todavía faltaba mucho por andar. Estaban justamente en el sureste. Huyendo de la migra, y escondiéndose de los narcos. Sin saber en quien confiar, a quien decirle quien era y de donde era. No podía. Podía ser un peligro y podría pagar un costo muy alto por alcanzar sus sueños.
Y por fin se escucho el silbato de la bestia. Ese tren que lo mismo te puede llevar al paraíso como al infierno. Se oía a lo lejos, pero estaba a punto de pasar por donde estaban ellos. Él seguía alejado del grupo, quizás 10, tal vez 15, o quién sabe si a 20 metros. Pero se negaba a dejar de escuchar a su voz interior… Algo interno que le repetía y repetía… ―No tienes necesidad de agarrar ese tren…
Él no era de esas personas que creen mucho en el destino, pero faltando unos minutos para que el tren llegara, cuatro chicas se cruzaron en su camino.
― ¿Vas a tomar ese tren? ― Le preguntó la mayor de las cuatro. Tenía acento argentino. ― Es muy peligroso. No lo hagas.
― ¿Quieres algo de beber? ― preguntó otra de las chicas ofreciéndole una botella de agua mineral.
De haber dicho que no, su vida hubiera sido otra, aunque hubiese sido sobre el demonio de hierro al que todos apodaban la bestia.
Su vista empezó a hacerse borrosa. Las cuatro chicas se multiplicaron por dos y se entrecruzaban zigzagueando ante sus ojos.
Aún no sabe cuánto tiempo pasó ni a donde lo llevaron. Solo sabe que cuando despertó estaba tirado en un camino empedrado. Adolorido, mareado y todavía embobado bajo el efecto de la anestesia. Se puso de pie y a duras penas pudo dar unos pasos antes de darse cuenta que le había sucedido.
El hambre suele ser impecable, desalmada, deshonesta, cruel… pero él hubiera preferido seguir con ella y no haber perdido un riñón en la aventura de alcanzar el sueño americano.

28 comentarios:

  1. Y dicen que los emigrantes son despojos de la sociedad, cuando son ellos los que han levantado a los grandes estados.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo peor es que se han convertido en mercancia de la mafia... los mutilan , trafican sus organos, o los matan
      un abrazo

      Eliminar
  2. Se permiten en la cantidad justa. Es la nueva forma de esclavismo. Alguien que ha salido de su tierra por necesidad, está dispuesto a hacer lo que sea. Incluso a dejarse u n riñón en el camino, aunque no fuera su intención.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, eso me faltó apuntar en el comentario de Fus... los someten a trabajos forzados y a las chicas a la prostitución.
      Y el trafico de organos está en primera fila
      Abrazos

      Eliminar
  3. Que triste realidad le ocurrió. En momentos así jamás se debe confiar en extraños. Una liberación tan importante es mejor planearla bien. Error refugiarse en la manada.
    Pleno de melancolía y aportador de tristeza.
    Hoy tampoco metiste gol.
    Sublímate.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. es simplemente basado en un hecho real...
      un abrazo tocayo.

      Eliminar
  4. Es tremendo eso del tren. Vi un reportaje de Jon Sistiaga hace tiempo acerca de este tema. Se llama "A lomos de la bestia". Te lo recomiendo si no lo has visto.
    El relato me ha gustado mucho, aunque me ha generado mucha angustia. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. lo buscaré, no lo he visto. Pero son historias muy crueles... no hace mucho masacraron a un chorro de centroamericanos...
      Un abrazo

      Eliminar
  5. Una pintura dantesca de lo que sucede en cada frontera, no importa el continente: el hambre, la falta de misericordia y el espanto, no tienen nacionalidad, ni idioma, ni culto. En estas situaciones (apañadas por los gobiernos que hacen la vista gorda) no hacen más que confirmar nuestra decadencia como criaturas humanas.
    Abrazo fuerte, Carlos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bee, Es triste, pero es una realidad demasiada cruda
      abrazos desde méxico
      Carlos

      Eliminar
  6. Las mafias se ríe de los sueños de la gente honrada. Tu relato es una denuncia, un corroborar el daño que acecha en cualquier lugar cuando saben que el hambre te persigue y que luchas por tus sueños.
    Me ha gustado a pesar de lo dramático.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mos... Creo que en españa tambien pasaron por eso. Hace unos años me leí un libro que se llama EL DIA QUE TRAFIQUÉ CON MUJERES... es muy parecido porque eran inmigrantes casi todas.
      un abrazo
      carlos

      Eliminar
  7. Un relato muy duro y lleno de tristeza........una cruda realidad que viven demasiadas personas. Una pena que haya desalmados que se beneficien de la desgracia y el desamparo de las personas.Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así es Charo... es una pena que la inseguridad que se vive hoy día nos lleve a estas cosas por tal de ganar dinero.
      Saludos

      Eliminar
  8. La explotación del hombre por el hombre, tristemente, forma parte de la condición humana. A veces se trata de supervivencia, muchas de pura crueldad y ambición.
    Qué poco hemos evlucionado.
    Buen relato, Carlos, duro pero real.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Buen relato. Y duro, precisamente por describir una realidad.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias Macondo.
      así es la cruda realidad.
      Abrazos amigo.
      Carlos

      Eliminar
  10. Es triste pero lo has narrado a la perfección, ya que es la cruda realidad de lo que está pasando. En algunos aspectos estamos retrocediendo setenta años atrás. El hambre al más pintado y bonachón lo puede volver malvado y capaz de lo peor.

    Abrazos Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias mi buen Rafa...
      el ganar dinero facil es una nueva forma de vida
      Abrazos
      Carlos

      Eliminar
  11. Dura entrada Carlos, pero te felicito por lo bien detallada y llevada.
    Besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aurora... se me hizo un nudo en el estomago mientras la detallaba.
      Gracias
      Carlos

      Eliminar
  12. Triste y dura historia, muy dura. Los seres humanos buscamos el bienestar y otros nos venden por moneditas.

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y no les importa el semejante... por ganar denero venden su alma al diablo
      gracias

      Eliminar
  13. Las verdades de ésta categoría nos dejan tan sacudidos, que por momentos pienso que muchos "hacen" como que es una mera historia, acaso, para calmar la conciencia y la culpa de "ser humano" sin serlo. Bien hecho por la ¡denuncia! y la claridad de ideas.

    ResponderEliminar
  14. Qué duro mi amigo inmemoriable. La cólera me brota con impotencia.
    Lamento haber llegado en mi primer visita a este taxto tan desgarrador.

    Saludos,
    Jacob

    ResponderEliminar
  15. Historias como estas son siempre difícil de digerir. Duro como la vida misma y puede que la ficción supere la realidad. Un saludo compatriota.

    ResponderEliminar

Si ya llegaste hasta aquí, comenta algo por favor. Tu opinión es muy importante para mí. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...