miércoles, 31 de julio de 2013

7 Pecados y un Hijo de Puta.


Fue un día del penúltimo mes del año 1959, cuando la isla se engalanó para recibirlos. Tres de la madrugada, llovía a cantaros y las olas dibujaban el comienzo de una catástrofe anunciada.
―Ante situaciones extremas, acciones extremas. ― dijo alguien con voz de jefe, mientras le pasaba los binoculares a quien lo acompañaba en lo alto de aquel viejo faro que hacía más de diez años no funcionaba.
― Estás loco. ¿Qué vamos a hacer con ellos?
― Pareces novato Rulo. No haremos nada. Ellos mismos se encargarán de todo. Pasemos una mirada rápida y dirás si tengo o no tengo razón…
Y terminando la frase sacó un papel para recordarse de los nombres…
― El primero es Pascual. Un tipo que está tan enamorado de sí mismo que ha llegado a creerse que es el mismísimo Dios. Claro está, que aún siendo yo creyente, jamás se me ocurría creer en un Dios así. Ni amarrado por los huevos. Por suerte, no es un ser supremo… pero de lo que sí estoy seguro es que cuando alguno de sus compañeros suelte la primera estupidez, ese tipo se lo come vivo… ¿qué puedes pensar de una persona que nunca ha podido sostener una relación ni de pareja ni de amistad porque se cree que es mejor que lo demás? y además, está seguro que es el mejor en todo, nunca se equivoca, siempre tiene la razón, lo sabe todo, que no necesita de la ayuda de nadie, que todo el mundo es un imbécil, claro, menos él. Es todo una fichita… Rulo necesito que lo sigas de muy cerca.
Rulo sonrió.
― Le sigue Juana… ¡qué hembra! Hace 15 horas de ejercicio todos los días… pero no en el gimnasio Rulo… No. Para esa guerrera no existe mortal alguno que le contenga su apetito sexual… Creo que tendrá en los otros seis, un alivio para su incontinencia, aunque dudo que de entre ellos pueda existir el indicado. Y aunque lleva 10 años de casada, la Juana tiene más horas de sexo con externos que con su propio esposo. Para ella no existirá jamás algo más casto que el sexo y ningún cinturón de castidad tan apropiado como el pene de alguno de sus clientes. Por ella han pasado, primos, hermanos, tías, vecinos  hasta se cuenta por las malas lenguas que hasta el cura de San Quintín, le ha bendecido su agraciada panocha. Pero el pobre de Agapito, así se llama con el que firmó el dichoso papel ante el cura, dice que a su mujer lo que le tienen es envidia y por eso hablan tan mal de ella por todas partes... aunque para el no sea un secreto, que vive gracias a que los casi 5000 hombres que habitan en San Quintín, han sido clientes de su esposa, mientras él se la pasa en su total pereza.
El jefe prendió un puro de la vitola más larga mientras observaba a las siete personas descender de la embarcación y caminar lentamente por el muelle.
― El tercero es un caso perdido. Dudo mucho que pueda sobrevivir a este régimen al cual se va a someter a partir de ahora. Ese peso que porta no es por gusto mi buen Rulo… El tipo se jama más de diez barras de pan con lechón, se toma entre ocho y doce litros de refresco de cola, se come un cake de tres leches todos los días y para rematar, se levanta en las noches a comer galletitas dulces y un litro de leche con mucha azúcar. Su apetito es algo que sobrepasa los límites normales. Con sus 180 kilos de peso, ya sus niveles de testosterona andan por el piso. Es candidato a diabetes, tiene problemas cardiacos y estoy casi convencido que la primera que se lo va a linchar sería la Juana,  cuando quiera trepársele encima y no le encuentre el aparato al gordinflón de Dionisio. Para el joven Dio, como cariñosamente le llama su abuelita,  no hay placer mejor que el de comer sin límites. Veremos que hace…
― Es todo un circo lo que se ha traído señor…
― Yo diría un buen rebaño, mi querido Rulo… ¿Quién le sigue? Ah… ya. Ufff qué espécimen… Para Mis Rubí, el tener y tener y tener es su mejor placer. Hasta el nombre le hace honor. Lo de ella es eso. El lujo, las joyas, las cosas caras, los autos, el yate, el avión… Pobre de Don Rabiño, le ha sacado todo el dinero que tenía el señor. Y mira que ese isleño trabajó como animal para construir su emporio azucarero cuando llegó a Cuba. Pero como dice el dicho… Nadie sabe para quien trabaja y una rayita bien peluda y dos pelotas redonditas en el pecho, jalan más que dos bueyes a una carreta. A esta mujer… ― pensó mientras aspiraba una fumada del largo puro. ― También me la sigues de muy cerca. No te pierdas ni una sola de sus reacciones.
―¿Quién le sigue? ―preguntó Rulo.
― Le sigue el personaje más importante para mí. Se pasa la vida en una tristeza enorme, porque sufre cada éxito de los demás y por el contrario se siente super alegre cuando a otro le va mal. Para ella lo más importante es lo que hace y lo que tiene el de junto. Le da coraje que su amiga fulanita ni dieta hace y está hecha un cromo, le da gusto que al condenado de su compadre, que tan mula se ha portado con su hermano, se le mueran unas vaquitas... en fin, me interesa mucho esta Doña Hipólita.   
― ¿La encierro sola?
― Ufff Rulo, tú no aprendes… aquí no se trata de encerrar a nadie. ¿Cuándo serás un tipo normal?
― Ok, ok, discúlpame jefe…
― Con el siguiente personaje hice una excepción… es el esposo de La Juana… Agapito necesita estar junto a su mujer aunque ella lo engañe, porque el tipo es un holgazán y toda la vida ha vivido del dinero que ella gana entregando sus nalguitas. Quiero ver qué pasa con él ahora… O La Juana lo entra en cintura u otro gallo va a cantar. Te advierto que se pasa todo el día durmiendo, que no hace lo que tienes que hacer y para colmo del descaro le ha declarado abiertamente a su gente que a él no le gusta el trabajo. Ahí te lo encargo Rulo. Tú para eso eres muy bueno.
― ¿Y el último?
―Es el más peligroso. El tipo es violento y se enoja sin medidas. Tiene excesivos deseos de venganza, grita, se pone rojo cuando algo lo molesta y arma un drama de cualquier cosa sin importancia. Se pasa el día peleándose con los demás. Y ha estado preso en dos ocasiones.
― Pues a trabajar… ya están todos en la casa.
― Bien Rulo, mi trabajo termina en este instante. Me regreso a la Habana. Estos hombres quedan bajo tu mando, pero no cometas el error de que te vayan a ver. Son siete hombres cuyos dones están en cada uno de los pecados capitales. Siete hombres que tendrán que sobrevivir a este experimento, en esta isla totalmente sola y casi sin recursos. Lo único que van a tener es una total incertidumbre de qué será lo que pasará en cada segundo de sus vidas aquí. De más está decirte que de estos resultados depende mucho el futuro de un país. Lo dejo todo en tus manos.

Y el jefe, puro en mano, descendió del viejo faro y se dirigió hacia el helicóptero que lo esperaba. 

La catástrofe estaba a punto de empezar.

***

Y pasó el tiempo, como todo pasa en la vida, y un día, del cuarto mes del año 1961, el jefe regresó a verificar su experimento. Se encerró con su hermano en la oficina secreta y al terminar el segundo día, después de haber analizado a cada uno de sus personajes, el gran jefe empezó a sacar sus conclusiones.
― El primero es Pascual. Este es el modelo de hombre que necesitamos formar en cada uno de nuestros dirigentes de la revolución. Un tipo sin escrúpulos, enamorado de sí mismo y que llegue a creerse que es el mismísimo Dios. Claro, he ahí la cosa chico. Nuestros dirigente serán una especie de Dios y a partir de ahora rompemos con la iglesia católica y todo aquel que entre a la iglesia y practique la religión será tachado de contrarrevolucionario. Nuestros dirigentes tienen que operar bajo la más estricta consigna. “Si no piensas como yo, estás en mi contra” y así adoctrinaremos a las masas. Un dirigente a quien no le importe el de abajo… y que solo se deba a nosotros. ¿Está claro?
―Perfecto…
― Juana nos enseñó que se puede ser puta y lujuriosa sin cobrar… así que de ahora en lo adelante, se elimina la prostitución en el país. Y quiero que te quede claro, no solo la prostitución… el cambio en su conducta va mucho más allá. El hombre puede trabajar sin ganar salarios ostentosos, sin tener negocios propios y todos van a trabajar para el bien de todos.
― Esto va a estallar…
― Tú déjamelo a mí… a partir de ahora será un socialismo puro… O no aprendiste del gordinflón. Ese hombre ha bajado más de 80 kilos tomando agua y comiendo los vegetales que se ha encontrado. Implantaremos la libreta de abastecimiento hermano, y a partir de ahora se comerá lo que nosotros le asignemos a los compatriotas… ya basta de despilfarro… 3 libras de azúcar, 6 de arroz, un cuarto de aceite, un cuarto de pan… Ya no queremos gordos en Cuba… Seremos un país sano y bien nutrido.
El jefe prendió su habitual puro…
―Esto ha sido un éxito hermanito… Ahí tienes el caso de Rubí… ha aprendido a vivir sin lujos, sin excesos, sin cosas materiales… Esto me enseña algo importante. A partir de ahora, nacionalizamos todo, la banca, los comercios, los hospitales, las industrias. Ahora todo será de todos y no de uno solo. Fuera la propiedad privada y el lujo de nuestra tierra.
― Nos quedan los casos más críticos. La envidia, la ira y la pereza. ―dijo Rulo.
―Qué tonto eres chico… eso es lo más importante para la manipulación de las masas… La envidia es nuestra arma. Hagamos algo que se llamará C.D.R. (comité de defensa de la revolución). Esto funciona solo con la envidia. Necesito que el vecino sufra cuando el de su lado triunfe. Con eso lo echará para’lante mi hermano y lo controlaremos todo… ¿Me entiendes?
― … Pero y la ira y la pereza.
― La ira la usaremos para exacerbar a las masas contra el imperio Yanqui y la pereza para dominarlos a nuestro antojo. Ya se me ocurrirá hacer algo contra los vagos… llegado el momento los recogemos a todos y los metemos a trabajo forzado.
― Eres un genio Fidel… ¿pero no será esto un pecado?
― Como crees mi hermano…

Y así, después de este experimento funesto, Fidel declara el carácter socialista de la revolución cubana, aunque de los siete pecadores, encerrados en aquella apartada isla, jamás se supo su destino. Unos piensan que están gobernando en las altas cúpulas del poder, otros dicen que los fusilaron por traición a la patria. 

28 comentarios:

  1. Gracias a todos por los comentarios en el anterior post. Bienvenidos los nuevos lectores y una abrazo a los ya cotidianos...
    aquí les dejo algo de pecados...
    un abrazo
    Carlos

    ResponderEliminar
  2. Te diré que hace poco una amiga regresó de un viaje a esa isla y por lo que me contó he podido comprender perfectamente tu historia y decirte que todo sigue igual.Una perfecta narración..

    mariarosa

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. en Cuba el tiempo se detuvo... y el pais Involucionó con la revolución.
      triste historia de mi tierra.
      gracias marirosa.
      Carlos

      Eliminar
  3. Muy bueno tu relato histórico y como has sabido engendrar los pecados capitales dentro de una sociedad manipulada por ese C.D.R.
    Hace muchos años viajé a Cuba y unas de las anécdotas que nos ocurrió en Santiago de Cuba es que conocimos a un pelotón de presos políticos(según nos decían ellos) haciendo carreteras, eso la verdad nos llamò mucho la atención, en aquella época en Cuba habìa pobreza pero no miseria, nadie nos pedía comida, solo pantalones vaqueros, bolígrafos, zapatos.....pero nunca comida como nos ocurrió en México, que allì si que vimos la miseria por todo el país.

    Enhorabuena por esta publicaciòn.

    un abrazo

    fus

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. la ultima vez que fui a cuba, despues de 14 años sin ir, si vi pobreza y vi niños limpiando vidrios y gente en la calle pidiendo dinero.
      es de espanto...
      gracias Fus.
      un abrazo
      carlos

      Eliminar
  4. Muy bueno Carlos y seguimos con más de lo mismo. Pero no hay mal que cien años dure, ni cuerpo que lo resista.

    Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias mi buen rafa, ya se te extrañaba. Así es, no hay mal que dure 100 años, pero sí 53 jajajaja
      un abrazo
      carlos

      Eliminar
  5. Finalmente todo modelo de gobierno a través de políticos y sus partidos han alcanzado su nivel de incompetencia ante la mirada de todos y la histórica.
    Hace falta más que una revolución una reconstitución donde los contrapesos de ley eviten los cotos de poder y que rija más la justicia social que los cultos a la personalidad.
    Éste mensaje está calando entre quienes modelarán los nuevos gobiernos que buscan auténtica justicia social.
    El comienzo debe partir por establecer una banca que esté para servir al desarrollo de las personas y empresas y no a capturarlos y aparásitarse de todos como lo hace la banca contemporánea.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tienes toda la razón tocayo... la banca nos exprime.
      un abrazo
      carlos

      Eliminar
    2. ahhh pero el caso de cuba es que no hay ni banca jajajaja es el unico pais del mundo en que ganas en un moneda y compras en otra...
      que horror.

      Eliminar
  6. buen trabajo narrativo Carlos
    perfilas personajes y escenarios muy bien
    abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS ELISA...
      TRATO DE HACERLO. ESPERO LOGRARLO.
      ABRAZOS
      CARLOS

      Eliminar
  7. Buen manejo de la ironía y bien lograda la metáfora de los siete pecados capitales.
    No sé de qué te quejas Carlos, la Revolución terminó con ellos, o mejor dicho, le dio usos más positivos (risas sin alegría).
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mirella en mi tierra los pecados no se han acabados... o por lo menos siguen los pecadores en el poder.
      gracias
      un abrazo
      carlos

      Eliminar
  8. Buenísimo el relato... Me ha encantado. Una alegoría de lo más bien trazada. Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. fueron las predicciones jajajaja todo lo calculó el canijo...
      saludos
      carlos

      Eliminar
  9. Interesante el relato. Al principio me has recordado a Agatha Christie y sus diez negritos... pero luego ya fui entendiendo de qué se trataba.
    Un abrazo Carlos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. te confieso que lo pensé... llegar los 7 y que se mataran entre ellos... pero me fui por la tangente social.
      abrazos
      carlos

      Eliminar
  10. Amigo Carlos, has sabido encajar perfectamente todos los pecados con la historia reciente de Cuba.
    La verdad es que cada vez creo menos en los políticos y mucho menos en los que se agarran al poder y no lo sueltan.
    Gracias por tus palabras en mi orilla.
    Un abrazo grande.
    Mos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. CARAY MOS, HE VISTO LO DEL ACCIDENTE. ESPERO YA TODO ESTÉ MAS TRANQUILO.
      GRACIAS POR PASAR.
      UN ABRAZO
      CARLOS

      Eliminar
  11. Excelente relato, Carlos.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  12. Y así tal cual las cosas siguen sin ton ni son.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Muy interesante blog...y tus textos.Un calido saludo.

    ResponderEliminar

Si ya llegaste hasta aquí, comenta algo por favor. Tu opinión es muy importante para mí. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...