lunes, 11 de marzo de 2013

Mundos Paralelos VIII


― Hace ya un buen tiempo que no nos vemos.
― Desde la última vez que vine a Roma.
― Hoy quiero que beses el interior de mi vientre. ― Le dijo ella mientras deslizaba sus pies sobre la cama elevando sus rodillas al tiempo que abría lentamente sus piernas y lanzaba su negra vestimenta a un lado de la cama. ― ¿Crees que puedas hacerlo?
― Si Dios me lo permite, trataré ― respondió sonriente aunque por dentro su osamenta temblaba.
Se inclinó y apoyando sus rodillas en la cama fue a gatas hasta acercar el rostro a su entrepierna. Su cuerpo temblaba, pero el olor a hembra provocó el clic perfecto para que cerebro y miembro se interconectaran. Se miró hacia dentro implorándole a los dioses permitirle realizar un exitoso desempeño. El reto era ambicioso. Besar el interior de su vientre implicaba cruzar el umbral de su experiencia, desmembrar su ego en diminutos pedazos, borrar a los héroes de su historia, violar el límite de sus desmedidos orgasmos y colmarla hasta el cansancio con sus demandantes excesos. Y olvidándose por un momento de todo, incluso de los pecados capitales, mojó la lengua en sus jugos, que poco a poco calmaron su incontenible sed por ella. El desafío empezó. Ya estaban en un fascinante cuerpo a cuerpo, cara a cara, sexo a sexo. Él cerró sus ojos por un instante para comprobar que lo que estaba viviendo no era un sueño. Una vez más, la mágica ilusión de un deseo inaguantable, estaba haciéndose real, como si fuera la primera vez… Ella soltó un gemido que anunciaba la llegada de una muerte chica. Él soltó simultáneamente su hombría, desparramando en ella toda su osadía.
―Has estado maravilloso. ― dijo ella con la respiración entrecortada.
Él la miró y esta vez no sonrió. Frunció el ceño y poniéndose de pié le dijo:
―Ya debes irte y esta será la última vez que nos veremos en estas condiciones. 
    ―Pero…
― Sor Inés, no hay peros que valgan y que Dios me perdone. Sabes muy bien que ya nos toca al continente americano y mañana puedo ser elegido como el nuevo Santo Padre. 

16 comentarios:

  1. GRACIAS A TODOS POR PARTICIPAR EN EL MUNDO ANTERIOR... LA VERDAD ME GUSTÓ MUCHO LAS DIFERENTES OPINIONES, Y EL INTERESANTE DEBATE QUE SE ARMÓ.
    CREO, EN MI MODESTA OPINIÓN, QUE ESTE PROVOCARÁ ALGUNA QUE OTRA RONCHA, PERO RECUERDEN QUE NO TODO LO QUE SE ESCRIBE TIENE QUE SER VERDAD.
    UN GRAN ABRAZO A TODOS.
    CARLOS

    ResponderEliminar
  2. Guauuu qué osadía!
    Más que roncha imagino tremendo sarpullido!
    En pleno auge de la literatura erótica y a pocas horas de la elección del Papa...no todo tiene que ser verdad pero que es actual, sin duda alguna!!
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Dana... es que siempre se me ha hecho muy ilógico que los pobres curas no puedan hacer realidad uno que otra fantasía. Claro que esto es lo más normal, pero que decimos de los abusan sexualmente de menores de edad... otra vertiente para abrir el debate.
      saludos
      Carlos

      Eliminar
  3. Jajaja... buenísimo Carlos, una descripción poética y audaz, que se mete (además de en otras "partes") por los retorcidos e hipócritas entretelones de la castidad eclesiástica.
    Un abrazo grandote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mirella. A veces pasa aunque no todo lo que se escriba sea verdad.
      saludos
      Carlos

      Eliminar
  4. Hacer el amor con poesía, no importa quienes sean los actores, aunque le dan un toque inesperado que sorprende y te saca del recorrido jugoso; lectura-mente, fantasía,viaje al recuerdo y la ejecución soñada de lo que crees que debe ser ese acto supremo, para ser algo mas que instinto y deseo.¡ Vale por ti hermano!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS REGIS. MUY AMABLE. Y YA HABEMUS PAPAM
      SALUDOS
      CARLOS

      Eliminar
  5. Carlos!!! Estás escribiendo excelente!!! Es como que te fluye la historia entre los dedos y así se lo transmitís al lector. Mira, siento que empiezo a leer y voy de la mano del narrador -en este caso tú- y que recorro el relato con suma fluidez, sin fisuras.
    Aplausos y un abrazo fuerte, mi estimado amigo!
    P/D: Esto de los mundos paralelos me encanta. Y que quede claro que los escritores estamos para provocar ronchas. Amén. ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS BEE... AHORA USTEDES ESTAN EN LA CIMA
      UN PAPA ARGENTINO
      SALUDOS
      CARLOS

      Eliminar
  6. Y probablemente se hayan dado conversaciones similares en más de una ocasión.

    Besotes!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. GRACIAS POR ESTAR Y COMENTAR... Y DE QUE SI PUEDE, ES PROBABLE.
      SALUDOS
      CARLOS

      Eliminar
  7. Vas a excomulgarte, Carlos, jaja.
    Me pareció muy osado, pero es excelente, de esos no hay dudas.
    Si no viera la fecha en la que lo has publicado, habría pensado que hubo algún mensaje subliminal.
    Un fuerte abrazo.
    HD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja Humberto, màs bien fue como una predicción jajajajaja
      Gracias por estar
      saludos
      Carlos

      Eliminar
  8. Yo me lo creo todo, vamos, como que no deben de ponerse a tono y practicar sexo como todos...

    Excitante...

    ResponderEliminar
  9. Carlos, hay osadía en este relato pero también hay libertad a la hora de escribir. Si esto se hubiera escrito en el año 1600 estabas ahora mismo en la hoguera. Escrito en el siglo XXI aún levanta resquemores. Pero a mí me ha gustado esa osadía y esa sorpresa final con toque irónico.
    Un abrazo de Mos desde la orilla de las palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Mos. Sì en otros tiempos me hubiera llevado la santa Inquisición aunque habría untarle a Lucrecia que hasta con el padre PAPA se acostó.
      Un fuerte abrazo amigo.
      carlos

      Eliminar

Si ya llegaste hasta aquí, comenta algo por favor. Tu opinión es muy importante para mí. Gracias.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...